Inicio ס Blog ס Educación para el Desarrollo Sustentable ס Yudith y Eyal regresaron de Kenia

Yudith y Eyal regresaron de Kenia

En 2009, un grupo de educadores procedentes de África y Asia recorrió el jardín del Instituto Académico de Educación “David Yellin”. En dicho recorrido, visitaron el jardín educativo-ecológico inaugurado por la Dr. Michal Yuval. Cuando pregunté quién es el responsable del grupo, fuí referido a la Sra. Yudith Rosenthal, Directora del Centro de Capacitación Internacional Aharon Ofri - MASHAV (la Agencia Israelí de Cooperación Internacional para el Desarrollo, perteneciente al Ministerio de Relaciones Exteriores.).

 

En dicho recorrido, sugerí a Yudith que en lugar de una visita de dos horas en el jardín del Instituto, podríamos construir juntos un programa completo sobre la Educación para el Desarrollo Sostenible. Por suerte, golpeé en la puerta correcta ya que Yudith ya estaba trabajando en este campo, y el establecimiento de una cooperación con el Instituto fue el comienzo de un gran camino.


Al cabo de cinco años desde ese encuentro, hemos entrenado JUNTOS alrededor de 150 educadores de alto nivel de Kenia. Este proceso se basó en cursos de capacitación intensivos en Educación para el Desarrollo Sostenible basados en conceptos y modelos que hemos desarrollado; un concepto que guía a las personas y a los sistemas existentes que a través de un proceso en espiral produce cambios. "No damos peces, ayudamos a las personas a fabricar sus propias cañas de pescar para que puedan pescar por sí mismos".


En 2011 uno de estos cursos de capacitación contó con la presencia del Viceministro de Educación Hon Calist Mwatela y del Sr. Joseph Karuga, Presidente de KEPSHA (Asociación de Directores de Escuelas Primarias de Kenia, aproximadamente 27.000 escuelas). Ambos entendieron el enfoque educativo y el impacto que esto puede traer a Kenia. Este entendimiento les llevó a firmar, en 2013, un acuerdo de colaboración entre MASHAV del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel y el Ministerio de Educación de Kenia.

 

A principios de julio 2014, Yudith y yo regresamos a Israel después de dos semanas de actividades en Kenia. Durante las dos semanas hemos formado a más de un centenar de educadores incluyendo a maestros, directores, superintendentes, capacitadores y también representantes de los estudiantes. Como parte del proceso, las escuelas en las cuales el equipo educativo ya ha sido capacitado y el cual ya ha implementado lo aprendido, tiene la oportunidad de convertirse en un centro pionero en la Educación para el Desarrollo Sostenible. Hasta ahora, anunciamos cinco centros pioneros, los cuales son de nivel uno, de los siete posibles niveles.

 


Aquí presentamos dos historias elegidas entre decenas de historias, las cuales ilustran la magnitud de la actividad y del cambio.


¿Qué puedo cambiar en sólo un año? Esta historia fue tomada del último entrenamiento en KEMI, la institución central en Kenia para la formación de Educación Ejecutiva.


Samuel, un hombre amable, es un director de escuela en Nakuru quien en 2013 participó de un curso intensivo de capacitación en Israel. Samuel, nacido agricultor, se dio cuenta de que lo que le sostiene en el hogar también puede sostener a los dos mil niños en su escuela e incluso puede ayudar a sus familias. Al cabo de un año, estableció una huerta de vegetales de aproximadamente 4 hectáreas, la cual contiene árboles de vivero con cientos de plantas, con un estanque de peces, un pequeño granero, una estación meteorológica, un jardín de demostración con una variedad de plantas, y el proyecto que es la guinda del pastel, un criadero de conejos.


¿Por qué el criadero de conejos es la guinda del pastel en términos de la Educación para el Desarrollo Sostenible?

 

Samuel y Maureen construyeron el criadero de conejos a partir de trozos de madera, enseñando a los niños a cuidar y a velar por los conejos. ¿Qué sucede cuando se reproducen? Cada vez que hay demasiados conejos, un niño entrenado los recibe. Ellos recibieron un par de conejos o una embarazada. Hasta ahora, alrededor de cincuenta niños recibieron conejos como parte de un plan plurianual de Educación para el Desarrollo Sostenible en Kenia.

 

La siguiente historia ilustra una de las muchas historias que muestran cómo estos educadores increíbles trabajan en, lo que algunos llaman, condiciones imposibles. El enfoque que nos guía no es dar pescados y cañas de pescar, sino desafiarlos a crear sus propias cañas. A continuación, presentamos un pequeño ejemplo que ilustra este concepto.

 

Ann & Ann Inc., dos niñas de octavo grado en la escuela "Big Pen", ubicada en Korogocho-Nairobi, demostraron a funcionarios del Ministerio de Educación en Kenia, que es en la práctica de Educación para el Desarrollo Sostenible. Cada semana ellas preparan 5 tarjetas de felicitación hechas de papel de desecho que ellas compran a un vertedero de basura. Las tarjetas de felicitación se venden a 300 Chelín keniano cada una. Esto representa un ingreso respetable de 1500 por semana.

 

Cuando le preguntamos qué hacen con el dinero, ellas respondieron:

 

"Estamos dando 500 chelines a la cocina de la escuela para cubrir los gastos de los que no pueden pagar y 600 chelines para ayudar a los niños que no tienen plumas, cuadernos, paños, etc. Con el dinero que queda, pagamos la matrícula de la escuela con el fin de reducir la carga financiera de nuestros padres".

Para entender la naturaleza del cambio, uno debe conocer a los niños y a las niñas, uno debe ver y escuchar como explican con confianza su trabajo y su comprensión de lo que hacen y lo que pretenden hacer en el futuro. En esta etapa, al cabo de cinco años, los resultados son evidentes para las escuelas que han implementado el concepto; no reciben fondos externos sino que encontraron sus recursos internos y externos para enfrentar y resolver los retos de la comunidad. Para sorpresa de todos, los logros académicos también mejoraron notablemente. A esto se puede sumar otro logro notable, el sentido de posibilidad y de conciencia de cambio que se produjo, el cual permitió a muchos estudiantes romper el “techo de cristal” que la sociedad y que ellos mismos han creado.

 

El Ministerio de Educación de Kenia decidió promover la Educación para el Desarrollo Sostenible como una parte integral de la gestión curricular y la capacitación educativa.

 


Eyal Bloch

Cofundador del Instituto de Educación Sustentable, en el Instituto Académico de Educación “David Yellin”.