Inicio ס Blog ס Educación para el Desarrollo Sustentable ס Afek: Creando una Cultura de Responsabilidad Comunitaria

Afek: Creando una Cultura de Responsabilidad Comunitaria

noviembre 19, 2015

La Sra Dafna Rodik ha estado enseñando en Afek desde su fundación en 1990, y se convirtió en la directora en 1998. Sin mucha insistencia o preguntas, nos compartió acerca de su visión y las actividades de la escuela, así como la importancia de las visitas del Centro Ofri y sus ideas de como educadores, todos podemos inspirar unos a los otros. Aquí, compartimos la visión única de Rodik y un modelo educativo que hace hincapié en la comunidad y la igualdad entre los educadores y los educandos. La escuela involucra a los estudiantes más allá de las paredes del aula; y los alienta a ser miembros activos de su escuela, su familia, su ciudad y la sociedad en general.


En sus comienzos la Escuela Afek se definió como una escuela "verde". El término "sostenible" no estaba en uso en ese entonces. Ahora, dice la Sra Rodik, "Somos mucho más" verde "de lo que éramos en ese entonces." En un principio, el concepto de "verde" consistió principalmente en la educación ambiental. En 1998, la escuela se unió a la ‘Red Verde’ (ONG israelí trabajando en esta temática educativa), que en aquel entonces también se centraba sobre todo en las cuestiones ambientales.


Ahora la comprensión de la escuela acerca de la sostenibilidad ha evolucionado. Sostenibilidad, según Rodik, es una cosmovisión ética y Afek trata de incorporar estos valores en todas sus actividades. Rodik dice que cuando la escuela decidió ampliar su comprensión sobre el significado de que es ‘sostenibilidad’ y ampliar sus actividades, los padres se mostraron escépticos. Fue un sueño, recordó, "pero nos dejaron fluir con este sueño y ver a donde podíamos llegar." Este sueño ha cobrado impulso y a largo de los años Afek ha cultivado un sistema que ha penetrado en los hogares de los estudiantes y en el comunidad en general. La escuela formar parte de su comunidad. Los niños visitan sitios locales y centros comunitarios, para conocer la historia de su ciudad natal y la gente que vive allí. El sentimiento de comunidad es una parte integral en la escuela.


Una de las ideas originales de Afek fue implementar la clase Ecológica de la mañana. Toda la escuela se enfoca en un tema anual que está en la agenda pública, y la clase se da para todas las edades. No hay exámenes sobre esta clase, y los maestros comparten materiales e ideas sobre cómo enseñar la misma. Hay mucha discusión y entusiasmo en torno a esta clase entre los educadores, así como los estudiantes. Esto crea un lenguaje y una cultura común para toda la escuela, así como para las familias de los estudiantes.


Otro principio clave de la escuela es la acción. La Sra Rodik destacó que un elemento fundamental de la sostenibilidad no es sentarse, observar los problemas y quejarse. En lugar de esto, hay que levantarse y hacer algo. A lo largo de los años, la escuela ha construido centros experimentales, incluyendo un zoológico de mascotas, piscina ecológica, centro de compost, centro meteorológico y sistema de recolección de agua de lluvia. Si bien el aprendizaje es de forma activa y los estudiantes aprenden continuamente, los mismos también aprenden el valor del trabajo en equipo, el respeto, la cooperación, el voluntariado y la participación. Trabajando todos juntos se desdibujan las líneas que los separan según grupo de edad, y crea un ambiente escolar donde todos son iguales. "No hay jerarquía", dice Rodik. "Yo también puedo ser parte del grupo que recolecta la fruta. Todos trabajamos con los mismos objetivos”.


Rodik expresó la importancia de las visitas de profesionales del Centro Ofri y muchos otros grupos de Israel y de todo el mundo a la escuela. "Cuando los educadores y activistas ambientales visitan a los estudiantes esto les da la oportunidad de compartir su trabajo, como también confianza en sí mismo y les fortalece la autoestima. Desarrollan sus habilidades para hablar en público. Esto es tan halagador y alentador para ellos". En Afek las visitas son un punto importante para los estudiantes, y con entusiasmo se prepara la escuela para los invitados. "Siempre se aprende algo de estas visitas", dice Rodik. "Si haces algo con todo tu corazón, porque cree en ello, aprenderás algo automáticamente. La creación de estas conexiones en todo el mundo es de gran contribución. Te mantiene en el mapa. Hay renovación, intercambiamos ideas nuevas y se revive la alegría de la creatividad”.


Rodik ve el trabajo de un educador como alguien que debe empujar los límites, y nunca enseñar lo mismo, de la misma manera. De hecho, este sistema de vanguardia muestra hermosos resultados. "Lo que es realmente maravilloso es cuando nuestros alumnos vuelven a visitar la escuela. Muchos de ellos han optado por participar activamente en las cuestiones que se enfocaron mientras estaban en la escuela primaria. Estos estudiantes están comprometidos y son ciudadanos activos".


Esta creencia en la comunidad como un medio para el empoderamiento es relevante para los educadores también. Como mensaje final para los educadores del Centro Ofri, Rodik hizo hincapié en la importancia de mantener abierto el canal de comunicación. "Escribir el uno al otro, hablar de las ideas, éxitos y desafíos. Fortalecer el uno al otro, crear lazos duraderos. Cuando compartimos con otros, nos recordamos mutuamente la importancia de nuestras acciones. Entonces, nos anima a actuar, a hacer un pequeño cambio. De esta forma, todos tenemos éxito”.

 

Por Amanda Keehn, Personal del Centro Ofri

(Traducido del Inglés)