Inicio ס Blog ס Artículos Académicos ס Porque necesitamos educadores de calidad?

Porque necesitamos educadores de calidad?

“La Educación no es la preparación para la vida; la educación es la vida misma” (J. Dewey)  


El mundo ha determinado que todos los niños y jóvenes tienen derecho a la educación. Luego, ha determinado una vez más que no sólo se debe proporcionar educación para todos, sino que esta debe ser una educación de calidad, y los que la proveen deben ser educadores de calidad. El mundo ha determinado: ¡Los educadores son importantes! Los educadores son la base de la igualdad, la equidad y la calidad en la educación.

Por lo tanto, parecería que la clave para el Objetivo 4 del Desarrollo Sostenible es un educador de calidad, competente y capacitado.

En relación a la crisis mundial de aprendizaje, UNESCO sostiene que: "El derecho a la educación es declarado universalmente en numerosos tratados internacionales de derechos humanos. Alrededor del mundo, la mayoría de los gobiernos han dedicado una parte importante en sus constituciones nacionales, al derecho a la educación, y como resultado, muchos más niños tienen acceso a la escuela hoy, a diferencia de lo que sucedía a comienzos del siglo actual. Pero el acceso no es suficiente. La calidad del aprendizaje también es crucial. El fracaso en proveer una educación adecuada a los estudiantes puede ser visto como una violación del derecho a la educación, ya que limita el desarrollo económico de la sociedad y mantiene a los diferentes países encerrados en ciclos de bajas tasas de crecimiento, en los cuales las oportunidades de empleo son limitadas y la cohesión social es débil".
(http://www.globaleducationfirst.org/css/Global_Learning_final_web_single.pdf)



El Grupo de Trabajo de Profesores sobre Educación Para Todos de la UNESCO (“International Task Force on Teachers For EFA”) señala que si bien el cumplimiento de este requisito internacional puede ser difícil, la importancia del mismo no disminuye debido a la dificultad de conseguir el objetivo: "La educación puede salvar y mejorar vidas, puede restaurar la rutina [después de una crisis] y dar a la gente esperanza para el futuro". Así, se enfatiza que a través de la educación, y más concretamente, a través de la educación de calidad, es posible promover la salud y la tolerancia cultural, como también lograr la prosperidad económica (Teacher Management In Fragile States, 2014).

La Alianza Global por la Educación (The Global Partnership for Education - GPE) reafirma e ilustra cómo la educación es fundamental para el logro de cada uno de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, destacando una vez más la importancia de proporcionar a cada niño la oportunidad de aprender. El GPE muestra cómo las investigaciones han demostrado que la educación es, de hecho, la clave para promover el bienestar de todos.
(http://www.globalpartnership.org/blog/17-ways-education-influences-new-17-global-goals).


 

Sin embargo, la conciencia y los intentos de un nùmero grande de organizaciones para enfrentar el desafío y necesidad de la educación de calidad no son suficientes, ya que hay una fuerte necesidad de un esfuerzo coordinado y un enfoque complejo y planificado, que permitan identificar la situación única de cada país, para así tratar de desarrollar de manera óptima, educadores de calidad.

Hay una escasez de docentes. No sólo de educadores de calidad, pero de docentes. Esto es un hecho. Esta situación hace que la tarea de proporcionar una educación de calidad para todos sea aún más desalentadora, pero es justamente la necesidad que hay que enfrentar para asegurarse de que eventualmente se logre el objetivo. En este contexto, el Grupo de Trabajo de Profesores sobre Educación Para Todos de la UNESCO (6th International Policy Dialogue Forum, 2013), sostiene que tener docentes calificados, significa tener docentes que tengan la capacidad para enfrentar con confianza las demandas de la enseñanza y que dichos docentes reciban el apoyo constante de sus sistemas, para que ellos mismos sean capaces de proporcionar continuamente una educación de calidad a los alumnos. Proporcionar una educación de calidad es otra medida para asegurar que los niños permanezcan en la escuela – ya que la educación le será interesante y relevante y ellos participarán de manera activa de la misma. Así, los alumnos podrán entender que a través de una educación de calidad, no sólo se ampliaran sus horizontes, también nuevas oportunidades serán creadas. De esta manera, al formar educadores y docentes de calidad, los diferentes países también estarán proporcionando un futuro de calidad a sus alumnos y sociedades. El estudiante aprenderá de una manera a través de la cual será capaz de contribuir al proceso de convertir la sociedad en la que vive en más igual, justa y sostenible.

Pero, ¿quiénes son los educadores de calidad y por qué son tan importantes?

Según UNESCO, para ser un educador de calidad, hay que ser un educador capacitado. La falta de formación y capacitación, no pueden ser compensadas con buenas intenciones por parte de los docentes. La formación y capacitación de calidad, son un requisito indispensable para la creación de educadores calificados y para proporcionar una educación de calidad. (http://en.unesco.org/news/quality-education-needs-qualified-teachers)

Y así,
en primer lugar, el educador de calidad es educado y capacitado. Ha recibido la mejor formación posible y se ha preparado de la mejor manera posible para cumplir su papel en la sociedad. La formación del docente puede variar de un lugar a otro, pero su objetivo sigue siendo constante: proporcionar a los educadores las herramientas necesarias para que los mismos puedan convertirse en educadores de calidad y así poder proporcionar a sus estudiantes una educación de calidad. Los resultados de la formación del docente se reflejan en los conocimientos, los valores y las prácticas que los mismos han adquirido.

El Grupo de Trabajo de Profesores sobre Educación Para Todos de la UNESCO (The International Task Force on Teachers For EFA) establece que las naciones deben ofrecer políticas que garanticen que los docentes reciban un apoyo adecuado con el fin de alcanzar su potencial. Los sistemas educativos deben proporcionar incentivos para atraer a los mejores profesionales a la enseñanza docente (7th International Policy Dialogue Forum, 2014).

El Grupo de Trabajo de Profesores sobre Educación Para Todos de la UNESCO (The International Task Force on Teachers For EFA) añade que un educador de calidad debe ser capaz de servir como un modelo a seguir para los estudiantes procedentes de diversos entornos, inspirándolos a completar su educación de manera exitosa. Un educador de calidad, debe estar capacitado para responder a las diversas necesidades que encontrará en el camino, debe valorar a todos los alumnos, respetando sus diferencias y creando un ambiente óptimo para el aprendizaje. Así también, el educador de calidad debe conocer las habilidades del siglo XXI, las innovaciones pedagógicas y el uso de tecnologías de información y comunicación (TICs) sabiendo introducirlos en su enseñanza e inculcarlos a sus estudiantes.

 

 

En el Centro de Capacitación Internacional A. Ofri, creemos que un educador de calidad debe ser capaz de escuchar, capaz de aceptar el cambio y capaz de adaptarse a las innovaciones de la educación y de su rol como educador. Un educador de calidad que tiene la capacidad de escuchar, puede empoderar a los que escuchó. El educador de calidad debe ser capaz de reflexionar, capaz de reconsiderar sus pasos, capaz de aspirar y esforzarse por mejorar constantemente. El educador de calidad también debe ser visto y actuar como líder en sus respectivos entornos. Los educadores deben ser conscientes de la centralidad de su rol y actuar en consecuencia.
( http://www.ofri.org.il/es/ Article-169,1369-A-New-Window-to-the-E ducators-Path.aspx )

El mundo ha llegado a comprender que sin educadores de calidad no habrá educación de calidad.

"Los docentes son la fuerza más influyente y poderosa para la equidad, el acceso y la calidad de la enseñanza", dice Irina Bokova, Directora General de UNESCO.

El mundo ha aprendido que llenar las aulas de estudiantes y colocar docentes para brindar puntuaciones y notas a los estudiantes no es suficiente. Para lograr los objetivos que nos hemos propuesto, el educador que estará enseñando a una clase deberá estar capacitado y deberá tener los conocimientos necesarios para guiar a los estudiantes hacia un futuro mejor.

 

Sara Levy

Centro Aharon Ofri MASHAV de Capacitación Internacional para la Educación – METC

Mashav- Agencia  Israeli de Cooperacion  Internacional para el  Desarrollo

Ministerio de Relaciones Exteriores Israel