PROYECTO TU VOZ, MI VOZ… NUESTRA VOZ

A finales de 2017 tuve la oportunidad de conocer diferentes experiencias educativas en Israel, gracias al curso de “Educación inclusiva y especial” organizado por el Centro A. Ofri de Jerusalén. Creo que una de las mayores riquezas del curso fueron los momentos que compartimos con los docentes en los centros educativos que visitamos, pues nos vimos unidos por la entrega y dedicación a los niños y las niñas desde la educación. Así, uno de los programas que especialmente me conmovió fue el de “La voz del estudiante”, pues realmente se les daba a los estudiantes un espacio de confianza y amistad donde podían expresarse libremente, donde eran escuchados y literalmente tenían voz. Y es entonces que a partir de ese programa surge la idea de poder aplicarlo en El Salvador, empezamos el proyecto en el mes de enero trabajando con estudiantes con discapacidad intelectual y con futuros docentes.


Actualmente, es difícil describir la emoción que se siente al ver atrás y darse cuenta de que lo que era un sueño hace menos de un año, ahora es una realidad… que estoy aportando algo a la vida de cada niño o niña con los que comparto en la escuela y a los futuros docentes. A veces cuesta creer que el cambio es posible, que vale la pena arriesgarse y proponer… y luego, uno se da cuenta que al dar el primer paso se van uniendo otras personas que comparten el mismo sueño, como el equipo docente de la escuela y la universidad, y los mismos estudiantes.


Por otra parte, los futuros docentes han tomado mayor consciencia sobre la importancia de expresarse y de escuchar al otro, que este es un elemento clave la relación pedagógica para generar aprendizajes significativos. Mientras que los adolescentes que participan en el programa de habilidades sociales y comunicativas, gradualmente han ido tomando confianza y seguridad en sí mismos, están tomando la iniciativa para interactuar con los compañeros o participar en las actividades, son cambios que hemos visto en ellos no sólo en los momentos en que realizamos el programa sino que también han observados por sus maestros en el día a día. 


A continuación les comparto un poco más sobre los dos programas que estamos desarrollando hasta la fecha, a partir de conocer cómo se trabaja la voz del estudiante en la educación especial de Israel.


 

Programa "La voz del futuro docente"


Desde enero hemos desarrollado 7 sesiones de trabajo con los estudiantes de la carrera de Profesorado y Licenciatura en educación especial de la Universidad Evangélica de El Salvador, los cuales se encuentran en su tercer año de formación y están realizando sus prácticas profesionales en escuelas de educación especial. En las sesiones con el grupo de estudiantes se ha desarrollado un proceso de autorreflexión personal acerca de su rol como docentes, cuáles son sus miedos, expectativas, retos, sueños, entre otros. Luego, dicha reflexión se ha ido compartiendo colectivamente y de ella se han extraído elementos para enriquecer el seguimiento que se realiza al proceso de formación docente.


El programa ha sido bien recibido por los estudiantes y a la fecha se continúa ejecutando, en el presente semestre queremos que los futuros docentes realicen alguna sesión piloto con el grupo de estudiantes con discapacidad intelectual con el cual están haciendo su práctica profesional. En dicha sesión se pretende que los estudiantes puedan compartir sus gustos, intereses, miedos o experiencias vividas con sus compañeros de aula y sus docentes.


 


Programa "Desarrollo de habilidades sociales y comunicativas estudiantes con discapacidad intelectual"

 


Este programa surgió de una reunión que se realizó entre docentes de la universidad con los docentes y directora de una escuela de educación especial, donde se valoró que era necesario fortalecer las conductas adaptativas en los estudiantes con discapacidad intelectual. Dicho programa se diseñó como una investigación acción, por lo que se inició con la evaluación de dichas conductas con 34 estudiantes que tienen entre 15 y 18 años. Y a partir de los resultados obtenidos se elaboró un programa para el desarrollo de las habilidades sociales y comunicativas, el cual se está implementando desde el mes de marzo. Además, a finales de este año se realizará una nueva evaluación para valorar cómo va el proceso y poder tomar decisiones con el equipo de la escuela, a fin de poder validar el programa para que a mediano plazo sea el equipo docente de la escuela quien lo siga implementando.


Por otra parte, en el mes de septiembre se espera iniciar con la ejecución de un segundo programa que favorezca el desarrollo de la competencia comunicativa en 29 estudiantes entre los 12 y 14 años. Dicho programa surge a partir del proceso que se ha realizado hasta la fecha, pues se vio la necesidad de fortalecer la comunicación funcional de los estudiantes con discapacidad intelectual como elemento clave para enriquecer sus relaciones interpersonales y su inclusión social. Y se pretende que ambos programas continúen en 2019, y a partir de estas experiencias se tiene previsto ampliar el proyecto a otras escuelas de educación especial del interior del país.


 

Finalmente, esta experiencia ha sido muy enriquecedora, pues se ha podido sentir en los diferentes encuentros la alegría de los jóvenes al compartir, su disposición y apertura. También, el ir viendo en el día a día los cambios en algunos de ellos, que en las primeras sesiones casi no participaban y que ahora se involucran más, ver sus sonrisas y cómo van ganando seguridad en sus interacciones... realmente no alcanzan las palabras para describir la satisfacción que se siente.  


 

Cristina Muñoz, El Salvador
Ex-becaria del centro METC, Curso "Educación Inclusiva y Especial", 2017

© All Rights Reserved